PROYECTO FUEGO

En las historias siempre suele haber un bueno, y un malo. Así todo es más sencillo. Un@ ya se posiciona fácilmente desde el principio y se acomoda en su zona de confort, sabiendo a quién odiar o a quién apoyar. Sí, es cierto que ya, hoy en día, se intentan remarcar más esos grises que existen entre el blanco más puro y el negro más oscuro. (Símil, por cierto, que nunca he llegado a comprender si un@ echa la vista atrás en la historia…). Pero, ¿qué sucede cuando vuelas al pasado y ves que ese personaje tannn malo, no solo puede tener sus razones, sino que igual no tiene ni siquiera la potestad de ser de otra manera…?

Hay gente capaz de juzgarte por tu signo zodiacal, sin conocer tu pasado, tu vagancia… ¿Tenemos tanta necesidad de simplificar? Sé que en el mundo existe demasiada información, y que nos infravaloramos pensando que no somos capaces de procesar y recordarla toda. Pero yo creo que si hiciéramos un esfuerzo, igual descubriríamos verdaderos diamantes bajo las oscuras apariencias que muchos solo crean por puro miedo o por autoprotección. Y con respecto a l@s más mal@s malos@s, quizá hasta lleguemos a empatizar con ell@s.

Pero, como siempre, esto es solo mi opinión…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.