PROYECTO TEMPLARIO

Y fin.

Pero no un final como tod@s suelen verlos. Sin dramas. Sin esperanzas. Pues un final, por muy paradójico que suene, no significa menos que su antónimo más férreo: un nuevo inicio.

Sobre el papel, el PROYECTO TEMPLARIO acaba de encontrar su finalización, por lo que toca comenzar nuevas aventuras. Nuevos proyectos. Nuevas páginas llenas de fantasía. Así lo veo yo, y así me gusta que sea.

Pronto recibiréis noticias nuevas, pues este proyecto, según mi forma de trabajar, no verá la luz hasta mediados del año que viene. Pero no desesperéis, para primeros de año ya se está poniendo en marcha uno de los proyectos que ya tenía escrito, macerando, a fuego lento. Pues no detengo el paso. Esta aventura no se rezaga.

Así pues, no me queda otra que desearos buena lectura a tod@s, y mandaros un fuerte abrazo. Y por supuesto agradeceros por dedicarme vuestro tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.